martes, 16 julio 2024 - 06:44

Argentina sale del Grupo de Lima. Ruptura tardía y sin efectos

El miércoles 24 el gobierno decidió concretar la salida del Grupo de Lima, sin mayores cuestionamientos y llamando al diálogo con estos sectores derechistas.

A través de un comunicado oficial, el gobierno formalizó su salida del Grupo de Lima, la alianza que concentra a 14 países con los intereses más reaccionarios del continente. El Grupo se conformó en 2017 con el objetivo principal de acompañar a la oposición venezolana, agrupando a personajes nefastos como Macri, Bolsonaro y Piñera.

Esta ruptura, además de que es tardía no cuestiona con profundidad al grupo, expresa que: “las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada” y también llama a “fortalecer el diálogo” con esta oposición derechista.

¿Cuál es el tipo de diálogo que puede establecerse con estos sectores? Si tenemos en cuenta las políticas de miseria que implementan en sus países y, sobre todo, que conocemos de sobra los intereses que impulsan los gobiernos que los conforman. Sólo hay que ver quienes forman parte y apoyan a esta alianza: Estados Unidos, Chile, Perú e incluso la ex presidenta de facto de Jeanine Añez incluyó a Bolivia en el Grupo. Y también está Colombia, con el derechista gobierno de Duque que no solo viene aplicando un feroz ajuste, sino que es socio dilecto al servicio del imperialismo yanqui en la región. 

Cabe recordar que el gobierno de Argentina acompañó la resolución de la ONU, impulsada por los principales jefes del Grupo, en contra de Venezuela. Sin hacer una crítica a este sector el cual tiene posiciones claras a favor de las políticas imperialistas de EE.UU.

Es en este sentido es que la ruptura además de ser tardía, es hipócrita, ya que el ministro de economía Martín Guzmán en este momento se encuentra en Estados Unidos tratando de estrechar relaciones con el presidente Joe Biden para que apoye el acuerdo con el FMI de facilidades extendidas. Busca el visto bueno del principal país imperialista y el jefe de todos los derechistas para seguir sometiendo al pueblo al pago de esta deuda que solo empobreció aún más el país y que el gobierno está comprometido a pagar dólar por dólar. Recordemos la cifra: u$s46.000 millones de los cuales el pueblo no vio invertido un solo peso, sino que sirvió para enriquecer a los sectores más concentrados del país, pero que se empeña en pagar incluso a costas del ajuste a los bolsillos que esto supone.

Este gesto político del gobierno de Fernández, es parte del doble discurso de aparecer con una postura diferenciada del imperialismo y a la vez seguir transando, manteniendo los demás pactos políticos y económicos. Y también de fomentar la ilusión en un supuesto “polo progresista” integrando y habiendo sido también anfitrión del Grupo de Puebla. Que posa como alternativa al grupo derechista de Lima, pero está integrado por actuales y ex funcionarios que aplicaron los mismos ajustes y planes fondomoneratistas como Dilma Russef en Brasil, AMLO en México, el propio Fernández en Argentina, como antes el gobierno de los Kirchner. Que, por otro lado, terminaron con sus fracasos, abriéndole la puerta a la derecha. Grupo de Puebla que sostiene a Maduro en Venezuela, que liquidó conquistas sociales de la revolución bolivariana y conforma un régimen autoritario que ha sumido en la miseria al pueblo venezolano.

Es por esto que, en Venezuela, en Argentina y en todos los países del mundo lo que se necesita no es seguir apostando a estos gobiernos que solo traen ajuste y políticas de sometimiento al imperialismo. Para salir de las crisis a las que nos sumergen todos estos gobiernos, sean del tinte que sean, ya que siempre operan en favor de sus intereses y en defensa de la burguesía, hace falta construir una propuesta alternativa a todos y por izquierda. Es por esto que impulsamos la mayor masividad de luchas coordinadas en las calles para poder tirar abajo estos regímenes que solo tienen para ofrecernos opresión y explotación. Se trata de pelear por una salida independiente para los pueblos de América, en contra de las derechas y de estos falsos progresismos que prometen y nunca cumplen, apostando a una verdadera alternativa socialista y anticapitalista.

Violeta González

Noticias Relacionadas