domingo, 14 agosto 2022 - 21:06

Aniversario del MST. 30 años al servicio de la revolución

Hace 30 años nacía el MST. Desde ese momento hasta hoy hemos venido participando en la lucha política y social, construyendo un partido de trabajadores, socialista e internacionalista, uno de los principales de la izquierda, que te invitamos a conocer y sumarte. Desde Alternativa Socialista y Periodismo de izquierda iniciamos una serie de notas para difundir nuestra trayectoria.

Hace 30 años fundamos el MST. En la vida política y en tiempos tan agitados, es un tiempo más que considerable. Muchas organizaciones sucumben mucho antes, otras perviven como pequeños grupos sectarios o marginales y otras se adaptan a las modas de turno. Quienes construimos el MST, con aciertos y errores, estamos orgullosos de haber sido parte de los principales hechos políticos y de la lucha de clases y de continuar interviniendo en la realidad. Jugándonos por entero a la causa de los trabajadores y el pueblo, convencidos de que lograr transformaciones socialistas no solo es necesario sino posible. Sin creer que es una tarea fácil ni menos aún que de antemano esté asegurada. Lo que creemos es que hace falta construir una herramienta política que pelee por una estrategia socialista, revolucionaria e internacionalista y que, para ello, dispute en todos los niveles de la lucha política y social.

Hitos fundamentales en nuestra historia

Nuestra vida reciente estuvo jalonada por los grandes cambios en la lucha de clases a nivel internacional y de nuestro país. Es así que nacimos a partir de la crisis del MAS al comienzo de los 90 que cayó en el escepticismo y dio respuestas equivocadas a los nuevos fenómenos sucedidos luego de la caída del muro de Berlín y el estalinismo en el mundo.

Para nosotros, la contradicción importante que implicó la campaña del imperialismo sobre el “fracaso del socialismo” no anulaba el hecho que el hundimiento de ese aparato burocrático creaba mucho mejores condiciones para la construcción del partido que necesitan las masas. El MST nace en 1992, justamente un 1º de mayo, peleando por construir una corriente que dispute por las masas, sea internacionalista, rechace el sectarismo y el oportunismo y bregue por un régimen sano de partido. Esa pelea principista puso las bases para hacer una nueva dirección y un nuevo partido que recoja ese bagaje y salga de nuevo a la palestra. Los comienzos del MST nos encontraron en las primeras peleas contra Menem y sus políticas de ajuste proimperialistas.

El Santiagueñazo de fines de 1993 marcó un cambio de calidad que inició la debacle del menemato. La intervención a fondo en la nueva situación nos permitió un giro importante en la construcción del partido y su dirección. La extensión nacional del partido y un fortalecimiento en la juventud y la lucha por los derechos humanos.

Del Argentinazo de 2001 sacamos importantes conclusiones políticas y de construcción. Definimos el impulso fundacional del Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive organizando la pelea en los barrios por trabajo genuino y el desarrollo de agrupaciones en gremios estatales y privados impulsando un modelo sindical democrático y para la lucha. Asimismo, una Juventud Socialista pegada a las luchas obreras y también respondiendo a las necesidades de los estudiantes, siendo parte de la renovación combativa de la dirección de centros y federaciones. En el terreno político electoral impulsamos la unidad de la izquierda y los luchadores logrando las primeras representaciones parlamentarias.

Nuestro partido intervino y respondió a los profundos cambios que se empezaron a dar en el mundo y nuestro país con la crisis capitalista de la cual hay nuevos capítulos en desarrollo. La ola verde con el poderoso movimiento de mujeres y disidencias nos encontró enriqueciendo nuestro programa y desarrollando Juntas y a la Izquierda y Libre Diversidad. La respuesta con un programa transicional a la crisis medioambiental, expresión de la barbarie capitalista, nos permitió poner en pie la Red Ecosocialista. La Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática (ANCLA), fue un paso fundamental en la articulación de nuestras agrupaciones en salud, estatales, docentes y otros gremios, para la pelea por dirigir sectores de la clase obrera. Nuestra corriente fue una de las vertientes fundacionales del Plenario del Sindicalismo Combativo, peleando por su postulación y desarrollo como polo de articulación del nuevo activismo para avanzar en una nueva dirección clasista y para la lucha y por la puesta en práctica en todos los sindicatos incluyendo los dirigidos por la izquierda de un modelo sindical democrático. La pelea por el fortalecimiento del FIT Unidad y su postulación en todos los terrenos también nos ha encontrado en la primera línea. Convencidos de la necesidad de un proyecto de izquierda que realmente se postule para gobernar.

Desde 1944, la continuidad de una tradición

Si bien el MST cumple 30 años desde su fundación, nuestra organización tiene sus raíces y expresa una tradición con casi 80 años de existencia en Argentina: la corriente trotskista que inició Nahuel Moreno.

Desde aquel 1944, cuando el GOM comenzó la implantación en las barriadas de la zona sur del conurbano, metiéndose de lleno en los conflictos del gremio de la carne y haciendo las primeras experiencias en el seno del movimiento obrero. Con Palabra Obrera y la construcción en el seno del peronismo obrero, con una política principista. Peleando en el Cordobazo, por derrotar a la dictadura, y por aprovechar el crecimiento del clasismo para avanzar en la construcción de una nueva dirección para los trabajadores. Desde el PRT-La verdad debatiendo frontalmente con los sectores que propugnaban el método foquista, aislándose del movimiento de masas, facilitando la represión y renegando de la necesidad de construir partido. Batallando por la personería político-electoral del PST para ponerla al servicio de una alternativa de los trabajadores, frente al PJ, la UCR y demás variantes patronales. Desde la clandestinidad, soportando el asesinato de más de 100 compañeros por la Triple A y luego por la dictadura, siempre acompañando la experiencia que iban haciendo los trabajadores, pegados a sus luchas. Y luego de la caída de la dictadura lanzándose a construir el viejo MAS como un fuerte partido enraizado en el pueblo trabajador. Acompañando este camino, con la permanente búsqueda de confluir internacionalmente con los sectores que venían dando batalla por la revolución y el socialismo en sus países.

Son casi ocho décadas defendiendo una tradición política. La de una corriente que, con sus aciertos y también con sus errores, ha dejado la vida de generaciones de cuadros y militantes, en pos de la construcción de un partido revolucionario que dispute por amplios sectores de los trabajadores y el movimiento de masas, rechazando las construcciones sectarias, así como las construcciones que viven haciendo de soporte izquierdo al régimen.

El internacionalismo y la construcción de la LIS

Desde la fundación del MST realizamos diversas experiencias a nivel internacional explorando la unidad de los revolucionarios y respondiendo a los vaivenes de la situación mundial. Convencidos de una premisa estratégica: es imposible el desarrollo de un fuerte partido revolucionario en el país sin ser parte activa del desarrollo de una corriente internacional.

Los procesos políticos y de la lucha de clases mundial, al calor de la crisis capitalista en desarrollo y la necesidad de un polo de aglutinación de los revolucionarios, fueron un terreno propicio para el desarrollo de la Liga Internacional Socialista (LIS) que significó un salto de calidad en nuestra historia. En mayo de 2019, confluyeron Anticapitalistas en Red, organización que nucleaba distintos partidos socialistas revolucionarios entre ellos el MST, y compañeros del SEP de Turquía a la que luego se fueron sumando compañeros de La Lucha de Pakistán y distintas organizaciones hasta ser lo que es hoy, una organización que nuclea compañeros de 5 continentes y más de 25 organizaciones a nivel mundial. Un proyecto de reagrupamiento de los revolucionarios, con el desafío de aprender a trabajar desde distintas tradiciones para ir conformando una nueva tradición revolucionaria a nivel mundial alrededor de un programa principista y un método sano de construcción que rescate las mejores tradiciones del bolchevismo.

La construcción de la LIS es un eje prioritario para nuestro partido. Somos conscientes que hay que superar la dispersión de las corrientes revolucionarias. Superando las concepciones nacional-trotskistas y aquellas que se forjaron a imagen y semejanza de un partido sin integrar las diferentes vertientes. Desde el MST queremos aportar para revertir esa dinámica, consustanciados con el modelo de construcción internacional que se propone desde la LIS.

Te invitamos a sumarte a nuestro partido

Queremos invitarte a que te sumes a fortalecer nuestro partido, el MST en el FIT Unidad. Para fortalecer una alternativa política que luche día a día para ponerle fin a este sistema decadente, desigual y depredador y que siempre esté del lado del pueblo trabajador levantando un programa anticapitalista y socialista.

Un proyecto político que impulse la construcción de una herramienta que tenga como estrategia la necesidad del partido revolucionario, que dispute en todos y cada uno de los sectores, en el movimiento obrero, en el movimiento estudiantil, en los barrios, en el movimiento de mujeres, entre les luchadores socioambientales. Frente al fracaso de la política de las corrientes posibilistas que, como el kirchnerismo, plantean que nada se puede cambiar y muestran su verdadera cara cuando son gobierno.
Lo que este año ha dejado más que claro es que los cambios necesarios solo son posibles terminando con el sistema capitalista. Esta pelea es internacional. Por eso nosotros, como lo hacemos en el país, también nos construimos en todo el mundo de la mano de la LIS.
Queremos invitarles a tomar juntos estos desafíos. Para que las próximas confrontaciones a las que nos dirigimos más temprano que tarde, encuentren una alternativa más potente para pelear por un partido revolucionario con peso de masas.

Para que seamos más quienes creemos que lo único utópico es seguir creyendo que dentro del capitalismo podamos tener algunos de nuestros derechos garantizados. Vamos, en definitiva, por un gobierno de las y los trabajadores que abra paso a la construcción de una sociedad igualitaria, sin dudas socialista.

En este aniversario te invitamos a sumarte a nuestro partido para que juntos hagamos cada vez más fuerte esta herramienta. En las próximas notas desarrollaremos diferentes aspectos de nuestra construcción y actividad.

Noticias Relacionadas