domingo, 14 julio 2024 - 11:40

Alperovich. Encubridor, violador y…ladrón de vacas

El senador K y tres veces gobernador, el tucumano José Alperovich, actualmente de licencia en su cargo desde noviembre de 2019 debido a la investigación que pesa sobre su persona por las acusaciones de violación realizadas por su sobrina en los años que trabajara como su empleada; también acusado por Alberto Lebbos, el padre de la estudiante universitaria asesinada Paulina Lebbos, de encubrir la participación de su hijo Gabriel en su asesinato, ahora aparece involucrado en el robo más grande de nuestra historia de ganado vacuno.

Si algo faltara para demostrar la impunidad con que los “dueños del poder” se mueven en Argentina, sean del PJ, Cambiemos o aliados K, este político-empresario que posee la fortuna declarada más grande entre los actuales legisladores nacionales –más de 1.300 millones de pesos- ahora aparece vinculado junto a su familia en el robo de ganado más grande de la historia de nuestro país.

Es que desde hace algunos días se comenta la denuncia por la desaparición de 3.500 cabezas de ganado que las firmas El Tránsito S.A, San Eugenio S.A y El 38 S.A hicieron contra la empresa Óleos Del Centro, ligada al empresario Luis Magliano, presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, actualmente detenido y expulsado de la entidad agropecuaria que presidía. El ganado había sido enviado por los propietarios a Óleos Del Centro para su capitalización (engorde en feedlot).

La investigación llevada a cabo por la Justicia de Santiago del Estero descubrió una parte del ganado desaparecido” en un procedimiento realizado por el Ministerio Público Fiscal de la provincia en tres campos de Santos Lugares, en un “establecimiento (que) sería arrendado por la empresa del ex gobernador tucumano, José Alperovich. En el lugar se habrían identificado más de 80 vacunos denunciados como desaparecidos” (1). Los que se suman a 399 animales más encontrados en el paraje Bandera Bajada, al norte de la provincia, en otro establecimiento del senador en licencia y a otros 420 en La Galesa S.R.L en Pozo Hondo en la misma provincia. Ambos propiedad de la familia Alperovich.

En la causa ya se encuentran presos tres empresarios. Además de Luis Magliano, están detenidos Juan Pablo Miretti, ex presidente de la Sociedad Rural de Quimilí y propietario de la firma Agrolam, en cuyas instalaciones fueron encontradas 230 cabezas con las marcas de las empresas denunciantes del robo, bajo el contrato para engorde que la firma ADBlick, que figura como propietaria de esta hacienda, realizara con Agrolam. También está detenido y Damian Manzaneli, otro empresario rural apoderado de Óleos Del Centro.

A pesar de haberse descubierto este enorme “abigeato (robo de ganado) en el cual el 90% de la hacienda encontrada tenía doble marca, y de detener a los empresarios con las manos en la maza; mientras se sigue investigando el destino del resto de los animales robados, los imputados ensayan defensas poco creíbles.

Luis Alberto Magliano, el principal imputado, pide que se investigue a fondo todo lo ocurrido, en particular la participación de otras firmas en el desfalco. Miretti, el titular de Agrolam, en un comunicado de la empresa se desliga de la hacienda robada encontrada aduciendo que estaba cumpliendo con un contrato de engorde de los animales provistos por ADBlick. Esta última empresa, por su parte, denuncia el haber sido estafada por Óleos Del Centro y señala en su defensa que la doble marca es algo común en este negocio agropecuario y se ubica como “querellante” en la causa judicial.

Por último, la familia Alperovich, a través de las declaraciones del hijo del senador, Daniel Alperovich, dice que las cabezas del ganado robado que aparecieron en sus campos, fueron producto del pago de una deuda que Óleos Del Centro tenía con ellos. O sea, que fueron estafados.

Lo que afirman las empresas perjudicadas

Frente al recupero de parte de la hacienda robada, en un comunicado afirman que “la cifra total de cabezas recuperadas hasta el momento asciende a 1.030 vacunos, 799 animales en los campos del senador Alperovich y 231 cabezas en campos de Agrolam capitalizados por Adblick”.

Denunciaron además la “llamativa impunidad con la que han actuado personas y sociedades, que en los meses previos no dudaron en ocultar la tenencia irregular de la hacienda de nuestra propiedad y que al ser sorprendidos por la acción de la Justicia han apelado a la estrategia de la victimización”, para concluir que “frente a las irregularidades detectadas y elementos reunidos en la causa, no hay tenedor de hacienda de terceros de buena fe”. (2) En palabras sencillas, son todos cómplices de la maniobra fraudulenta.

Mientras los empresarios de la carne se roban entre ellos, la mayoría cada vez consume menos

Lo que podría ser parte de una página policial sino fuera por el personaje involucrado, en momentos en que la población consume cada vez menos este insumo básico de la alimentación y paga precios internacionales en la carnicería de su barrio, es en realidad una muestra del desastre al que nos está llevando el manejo capitalista de la producción de alimentos. Una clara imagen de la especulación y la apropiación de la riqueza a cualquier costa, cuando millones tienen una brutal insuficiencia alimentaria.

La actual crisis en la provisión de alimentos a inmersos sectores de nuestra población, especialmente a más del 42% que está por debajo de la línea de pobreza, hacen que este robo no constituya “una excepción”. Los precios monopólicos con los que los mandamases del negocio agro exportador están haciendo grandes negocios son la otra cara del robo, de forma “legal”, contra los que el gobierno y la secretaria Español despotrican, pero sin tomar las medidas necesarias para frenarlas. Porque una cosa es el discurso electoral y otra enfrentarse a los intereses de los capitalistas del campo. (Ver: https://periodismodeizquierda.com/aumento-de-la-carne-el-gobierno-amenaza-con-cerrar-exportaciones/)

¿Meterá preso esta vez la Justicia a Alperovich?

Ya zafó por el encubrimiento de su hijo en el asesinato de Paulina Lebbos, por el cual fueron condenados algunos de su cercanos colaboradores. Está zafando hace casi un año y medio de la denuncia de violación realizada por su sobrina quien,  además, señala la complicidad de la Justicia en demorar la causa. Lo protegen unos anti democráticos fueros parlamentarios que son usados con la complicidad de la presidenta del Senado, su aliada Cristina Kirchner, para consagrar la impunidad. 

Los socialistas del MST en el FITU somos bastante escépticos de que esta figura protegida por el poder, sea juzgado por esta Justicia cómplice, parcial y pro patronal. Solo la movilización popular podrá hacer que este personaje pague por sus crímenes.

Lo que está sucediendo es una muestra más de la urgencia de otra Justicia, distinta a la que el Frente para Todos o Juntos por el Cambio sostienen y utilizan al servicio de sus necesidades. Una Justicia con jurados populares, con jueces y fiscales electos por la población por períodos de tiempo limitados y mandatos revocables. Con jueces y funcionarios sin privilegios, que ganen como una directora de escuela y estén obligados a usar el hospital público y mandar a sus hijos a la escuela pública. O sea, una Justicia al servicio de las necesidades de los trabajadores y el pueblo, de la mayoría del país, y no esta Justicia al servicio de la clase de capitalistas que nos gobierna y nos está llevando al desastre.

  1. Artículo Santiago del Estero: encontraron más vacunos robados en campos de Alperovich, publicado por La Gaceta, 18/04/2021.
  2. Artículo Vacas desaparecidas: finalizó un operativo por el caso que conmueve al campo, publicado en La Nación, 18/04/2021.

Noticias Relacionadas