jueves, 25 julio 2024 - 13:49

Alimentos. La Justicia ordena el reparto de los 5 millones de kilos de comida que el gobierno deja pudrir

Mas de 5 meses del gobierno de Milei, una pobreza del 57,4% (1) y los comedores populares sin recibir ni un paquete de arroz, mientras en los galpones de Villa Martelli y Tafí Viejo se encuentran 5 millones de kilos de comida sin entregar. Hoy, el juez Casanello le ordeno al Ministerio de Capital Humano la entrega de los alimentos.

El hambre no espera

En las próximas 72hs, Sandra Petovello y el Ministerio de Capital Humano, deben presentar un plan de reparto de dichos alimentos para su “ejecución inmediata”. Son 2.751.653 kilos en Villa Martelli y 2.269.078 kilos en Tucumán de alimentos listos para su entrega, entre los que se encuentran yerba, leche en polvo, harina, arvejas, entre otros alimentos de primera necesidad.

Además, el juez rechazo el pedido que solicitaba que la entrega de alimentos se realice a todos los comedores registrados, y dispuso que la distribución sea a quien disponga el Ministerio de Capital Humano. Si, el mismo que estuvo cinco meses sin entregar los alimentos. Impresentable.
Adorni, vocero presidencial, ya anuncio que apelaran al fallo, ya que consideran que el alimento esta “preservado de forma preventiva para emergencias o catástrofes”. Cuando sabemos que, en la realidad, cuando hay catástrofes, como la que ocurrió en Bahía Blanca, el gobierno se lava las manos.

Mientras el hambre aumenta por el ajuste realizado por la motosierra de Milei, el gobierno juega a la demagogia tratando de truchos a los comedores que le dan un plato de comida a los pibes de los barrios, y deja pudrir la comida en los depósitos.

Falta de sensibilidad, desidia, o parte del plan del gobierno de avasallamiento a las organizaciones populares, por medio de allanamientos, campañas de mentiras y precisamente, él no envió de los alimentos a los comedores.

El gobierno debe entregar esta comida, pero con eso solo no alcanza, debe volver a la distribución mensual de los alimentos para que todos los comedores populares estén abastecidos y puedan funcionar. Apoyamos a las organizaciones sociales que salen a luchar contra el hambre, y a las los vecinos sin trabajo que se organizan en cada barrio, con el reclamo justo y urgente de comida y asistencia para los que menos tienen.

Noticias Relacionadas