lunes, 15 julio 2024 - 17:56

Acuerdo salarial: la UTA traiciona. ¡Choferes autoconvocados al Obelisco!

En una nueva muestra de sumisión al pacto social impulsado por el gobierno nacional,y cediendo al chantaje de las patronales que condicionan todo al cobro de subsidios, la directiva nacional de UTA comandada por Roberto Fernández firmó el lunes 17 de mayo- a última hora-  un aumento a la baja y en cuotas que terminará de cobrarse en setiembre. Por supuesto y como es costumbre de esta burocracia traidora, sin ninguna consulta a las bases.

Con la certeza que la fuerza daba para conseguir los $ 100.000 de básico; el plan vacunatorio; el cupo femenino; la equiparación de técnica y choferes y las cabinas de seguridad, los protagonistas de las autoconvocatorias y los cortes en Panamericana, Acceso Oeste y R23, San Miguel, Puente Pueyrredón, Liniers, Salta y otros puntos del interior, llaman este viernes 21 de mayo a las 08:00 horas a una concentración en el Obelisco, que acompañaremos como venimos haciendo desde ANCLA en el MST. Porque tal como reclaman desde los choferes más veteranos hasta la nueva camada de choferes y conductoras, este aumento es un espejismo que se va a desvanecer después del cobro del aguinaldo.

Seguimos perdiendo contra la inflación y seguimos sin vacunas

Vivimos en un país donde los alquileres no bajan de los $ 25.000, donde hay cuotas escolares de $7.000, donde nos matan con el seguro automotor, donde comer carne se convirtió en un lujo y donde la inflación proyectada anual supera el 50%. Vivimos en un país que tiene más de 500 muertos por día por Covid y más de 25.000 contagiados por día. Nos dijeron que éramos esenciales para trabajar, pero somos descartables a la hora de repartir las vacunas.Nosotros, los trabajadores vivimos en ese país. Pero Roberto Fernández y los directivos de la UTA no viven con nuestros salarios. Ellos viven con privilegios y con lo que las Cámaras del Transporte Automotor de Pasajeros les pasan por debajo de la mesa. Por eso viven más preocupados por los subsidios a las empresas que por los salarios y las condiciones de vida de los trabajadores.

Nunca habíamos logrado una coordinación tan amplia y tan grande como ahora. Hemos avanzado en la coordinación de las zonas norte, oeste y sur en el Gran Buenos Aires. Hemos avanzado en coordinar con el interior del país. Y hace casi un mes que protagonizamos acciones y cortes importantes en los accesos y logramos instalar en una parte de la población nuestro reclamo de vacunas para el transporte y $100.000 de básico. Hemos incorporado a la lucha a las compañeras conductoras y hemos asumido el reclamo de cupo femenino en todas las líneas. La directiva de UTA se apuró a firmar el acuerdo salarial y cedió a la presión de las cámaras patronales porque les agarró miedo. Vieron cómo avanzaba la coordinación y vieron la fuerza de nuestros cortes. Esa unidad y esa coordinación no deben terminar con la traición de la UTA. Esa unidad y esa coordinación llegaron para quedarse.

Fue esa enorme unidad, fueron las mesas de coordinación entre las distintas zonas, las que obligaron a la dirigencia de UTA, al gobierno y a las patronales a firmar un acuerdo insuficiente pero que no estaba en sus planes. Sin nuestra lucha, sin nuestra unidad, sin la coordinación y sin los cortes, hubieran firmado mucho más a la baja como eran sus planes.

No alcanza con quedarnos masticando la bronca en cada línea. No alcanza con maldecir a la UTA y a sus dirigentes y bajar los brazos. Tenemos que hacer que la bronca se exprese. Por eso hay que impulsar con fuerza la convocatoria a concentrarnos en el Obelisco el viernes 21 de mayo a las 8 horas. Llevemos allí la bronca y sigamos unidos y coordinados. ¡Sigamos exigiendo la vacunación ya para todos!¡Sigamos exigiendo equiparar técnica y choferes, el cupo femenino y las cabinas de seguridad!

Sergio Paz

Noticias Relacionadas