Por la absolución de los 27 estudiantes de la UNC. Balance, debates y perspectivas

Con la elevación a juicio de la causa se reactivó la pelea por la absolución de les 27 estudiantes procesades de la UNC. Después de meses de reclamos, el pasado 22 de junio el Consejo Superior votó una lavada declaración sobre el tema. A pesar de la movilización de cientos de personas y de una carta impulsada desde La Marea- MST, firmada por 21 estudiantes procesados y presentada por el vicedecano de Psicología, Raúl Gómez; Vamos, La Bisagra y Franja Morada se negaron a incluir la exigencia de la absolución y rechazaron enfáticamente el juicio en la declaración votada.

Estos hechos vienen a cerrar por la vía de los hechos un debate abierto con el PTS el 3 de junio en una nota de La Izquierda Diario. Muchas veces se cuestiona que la izquierda debata las cosas con tanta firmeza, sin embargo el desarrollo de este conflicto demuestra por qué es tan importante discutir con franqueza y a fondo las posiciones políticas de cada organización ya que las mismas tienen consecuencias políticas serias, en este caso por ejemplo, llevaron a la juventud del PTS a ser el aval por izquierda al pacto entre Franja, Bisagra y Vamos para que el Consejo Superior le diera la espalda al justo reclamo de les estudiantes.

Te puede interesar: Universidad Nacional de Córdoba. ¡Absolución de les 27 estudiantes procesades ya!

Crónica de una claudicación anunciada

Mientras crece la solidaridad con les estudiantes procesades, el kirchnerismo universitario viene buscando reubicarse; primero con posicionamientos de los centros de estudiantes que conduce, luego con algunas iniciativas naif en los consejos e incluso en los sindicatos que dirige. En ese marco, Vamos y La Bisagra -docentes y estudiantes K respectivamente- presentaron un proyecto al Superior que no incluía ninguna de las exigencias que los estudiantes venimos sosteniendo.

El PTS salió a posicionarse sosteniendo que la declaración k era progresiva y el resultado de la política de presión que ellos habían ejercido sobre las fuerzas universitarias que militan para el gobierno nacional. Llegaron al punto de escribir una nota diciendo que era negativo que el vicedecano de Psicología, Raúl Gómez, dirigente del MST, no apoyara dicho proyecto y que con esto demostraba la falta de independencia política de nuestro partido. Sostuvieron esta posición pese a que en reiteradas ocasiones marcamos que habíamos presentado un proyecto alternativo.

La claudicación del PTS fue funcional al kirchnerismo, quien pudo decir que su proyecto contaba con el  apoyo de parte de les estudiantes. Desde ese lugar, Vamos y La Bisagra se dedicaron a elaborar un proyecto pactado con el radicalismo cuya única función era lavarle la cara al oficialismo de la UNC, que niega el rol del rectorado en la judicialización de los 27, no exige la absolución y, sobre todo, es funcional a la táctica que el progresismo comparte con docentes y estudiantes morados: presionar para que les procesades acepten que son culpables y firmen un acuerdo con la Justicia y la Universidad.

A pesar de las advertencias que les planteamos al PTS, elles se negaron a cambiar su posición de “visto bueno” al proyecto K, incluso horas antes de la votación en el Consejo Superior una de sus dirigentes seguía negando la existencia del proyecto alternativo y por esa vía justificando su posición inicial. Según el PTS, que ellos no hayan leído el otro proyecto antes, por no tener ningún consiliario, es argumento suficiente para negar la existencia del mismo.

El día de la votación, ya con el resultado puesto de antemano por el acuerdo alcanzado entre radicales y kirchneristas, el PTS salió a denunciar el proyecto que se trataba en el Superior y a exigir que se incorpore el reclamo de la absolución. De pronto esta expresión progresiva que habían reivindicado el 3 de junio y que nos llamaban a apoyar se había vuelto reaccionaria menos de 20 días después.

Había otro camino posible

Desde La Marea MST veníamos denunciando desde el minuto uno el proyecto K-UCR. Realizamos volanteadas, pasadas por los cursos virtuales, un acto a 103 años de la reforma universitaria, asambleas abiertas, videos de difusión, campañas de fotos y fuimos la fuerza que más estudiantes movilizó el 22.

En el Consejo Superior nuestro compañero Raúl Gómez fue el encargado de denunciar la maniobra en curso, llevar la carta escrita por les procesades y exigir insistentemente en incorporar el rechazo al juicio y el pedido de absolución de les 27. Es esta lectura más integral la que llevó a que seamos la única fuerza que se abstuvo de avalar esta maniobra que simplemente buscaba que salga una declaración que les permita a las fuerzas mayoritarias seguir militando en contra del conflicto.

Los desafíos que nos quedan

Que el Consejo Superior se haya visto obligado a posicionarse demuestra el crecimiento de la pelea por la absolución de les 27, pero el resultado obtenido también marca que todavía nos falta camino por recorrer. Los espacios hoy existentes no logran superar las acciones pequeñas y muchas veces aisladas de los estudiantes o las tácticas de autoconstrucción de alguna que otra fuerza. Para conquistar realmente la absolución de les procesades y frenar este ataque contra el conjunto del movimiento estudiantil, los debates son necesarios y más aún lo es  ampliar la unidad y solidaridad en torno a la causa.

La juventud ha visto cuál es el camino para conquistar nuestros derechos: la pelea por el aborto legal, por juicio y castigo a los genocidas, por el matrimonio igualitario y el cupo laboral trans nos muestran el camino. Es necesario crear una coordinación que nuclee sindicatos, organizaciones estudiantiles, de derechos humanos, feministas, socioambientales y todas las que defiendan los derechos democráticos para avanzar, realizar campañas masivas, hechos políticos, ganar más solidaridad y así poder derrotar el ataque de la Justicia Federal. Este es el desafío que nos queda, desde La Marea MST ponemos toda nuestra fuerza militante, la banca de Luciana Echevarría y el vicedecanato de Raúl Gómez al servicio de poder construir la unidad necesaria.

Lina Ávila Bizcarra

Noticias Relacionadas

Neuquén. 7ª marcha contra el gatillo fácil

Ayer, 27 de agosto, se realizó la 7ª Marcha nacional contra el gatillo fácil en nuestra ciudad. Impulsada como siempre por...

7ª Marcha Nacional. Contra el gatillo fácil y la represión estatal

Plaza de Mayo, 27 de agosto. Aquí y en las capitales del país, los familiares de víctimas del gatillo fácil policial realizaron...

Paraná. Marcha contra el gatillo fácil

Hoy por la tarde, en la capital provincial, diferentes organizaciones sociales y partidos políticos se convocaron para realizar la marcha contra el...

Libertarios. La “rebeldía”en los marcos del sistema

La campaña electoral que tiene como peculiaridad la presencia de una pandemia mundial, también está atravesada por la (re) aparición de...

Mar del Plata. Fallo misógino absuelve a violadores

El viernes 17 de septiembre, Tomás Jaime (26), Lucas Pitman (24) y Juan Cruz Villalba (25) fueron declarados no culpables del delito...

La elección de la izquierda. El FIT Unidad tercera fuerza y avance del MST

Una de las principales noticias del domingo 12 a la noche fue que la izquierda emergió como tercera fuerza en el país,...

Más derecha en el gabinete. Estamos mal…pero vamos peor

La crisis abierta en el gobierno y el Frente de Todos con la derrota electoral en las PASO entra en un nuevo...

PASO. Duro castigo al gobierno, avance de la izquierda

La clara y contundente derrota del gobierno del Frente de Todos fue el hecho central de las primarias legislativas del 12 de...