lunes, 22 abril 2024 - 12:47

Aborto. Ante el proyecto de Alberto, defendemos el de la Campaña

Después de varias semanas con la marea verde por el aborto legal en las calles, el presidente finalmente tuvo que presentar su proyecto de ley a poco de que finalice el año parlamentario. Demoró muchos meses desde su promesa, pero es evidente que la fuerza de nuestro reclamo que venía avanzando lo terminó de “convencer”.
En una lectura rápida, el proyecto de AF todavía contiene varias limitaciones que lo distinguen del texto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, que es el que defendemos. Incluye la objeción de conciencia del o la profesional de salud interviniente en la práctica del aborto, lo cual rechazamos porque toda persona debe garantizar los derechos reconocidos por ley. Además, da 10 días para realizar el aborto mientras que el de la Campaña dispone 5 días, no dice que la información a la persona que aborta debe ser laica como sí lo dice el de la Campaña y penaliza a quien aborta después de la semana 14 mientras que el de la Campaña no penaliza.
Asimismo, el presidente presentó su proyecto de aborto junto a otro sobre maternidad, llamado de “los mil días”, como un guiño a los antiderechos. Más que una “solución integral” a los problemas económicos de las mujeres y sus hijes, establece el pago de una AUH más por año, amplía de 6 a 9 meses la asignación por embarazo y otros beneficios menores.
De todos modos, si el proyecto oficial presentado hoy al Congreso contiene algunas limitaciones menos de las que habían trascendido en las primeras versiones se debe a la fuerza del reclamo feminista por el aborto legal, que pese a las restricciones por la pandemia y a la actitud de freno por parte de sectores de la articulación de la Campaña funcionales al gobierno, vino creciendo en todo el país.
Pero ojo: tanto en Diputados como en el Senado, en donde los bloques del macrismo y del propio Frente de Todos incluyen a no pocos pañuelos celestes, van a tratar de imponerle a la nueva ley mayores limitaciones, como por ejemplo en cuanto al plazo para abortar o incluso la objeción de conciencia institucional. Por eso desde Juntas y a la Izquierda, Libre Diversidad y el MST seguimos defendiendo el proyecto de la Campaña y, sobre todo, la única herramienta que nos puede permitir triunfar: la movilización masiva en las calles.


Mañana, miércoles 18, nos vamos a movilizar ante el Congreso y en todo el país. Y habrá que confrontar con la Iglesia Católica y sus socios evangélicos, dinosaurios antiderechos que vamos a vencer. Nuestro proyecto debe tener protagonismo durante todas estas jornadas. ¡Seguimos en campaña hasta que sea ley!

Noticias Relacionadas