lunes, 4 marzo 2024 - 20:59

A días de asumir Milei. Preparan un “ómnibus” de terror

Los trascendidos periodísticos mencionan distintos aspectos de la “Ley Ómnibus” que Milei enviará al Congreso el 11 de diciembre, luego de su asunción como nuevo presidente. Un paquetazo de medidas que ya ocuparía 500 hojas que pretenderán un fuerte achicamiento de las prestaciones del Estado. Privatizaciones, reforma flexibilizadora de la legislación laboral, más endeudamiento, devaluación del peso, en lo económico, y otras medidas de reforma política como la supresión de las PASO y el régimen de financiamiento de los partidos políticos.  El compromiso de “respetar los contratos” significa seguir pagando la fraudulenta deuda externa y beneficiando a la “casta” empresaria, mientras se violan los derechos y “contratos” de la población trabajadora sobre la que caerá su super ajuste.

Los cambios, diseño y propuestas finales de este paquete de leyes presentado como una sola ley, son tratados por un reducido equipo que, dirigido por Milei, conforman los ministros y futuros funcionarios del círculo de confianza del futuro presidente –Karina Milei (Secr. General de la Presidencia), Guillermo Francos (Interior), Nicolás Posse (Jefatura de Gabinete), Diana Mondino (Cancillería), Sandra Petovello (Capital Humano)-. A pesar de la lógica discreción para importantes reformas que aún no tendrían una forma definitiva, varias de estas futuras medidas han traspasado el supuesto secreto en que son tratadas y son motivo de muchos editoriales periodísticos de estos días.

Entre el paquete de reformas podemos mencionar:

  • Fuerte reducción del déficit fiscal. Las cifras que se barajan son entre 2,5% y el 3,5% del PBI del déficit primario (antes del pago de la deuda). A esto se sumaría entre un 8 y un 10% del PBI, que representan las Leliqs y Pases del Banco Central (el llamado déficit cuasi fiscal).
  • Reducción de la planta de personal y la inversión estatal privatizando dependencias como Aerolíneas Argentinas, YPF, el INCA, AYSA, los ferrocarriles, la TV y medios públicos, privatización de la Obra Pública, achicando “la cantidad de ministerios, secretarías, direcciones y otras dependencias públicas y desvincular cargos políticos para desburocratizar el Estado -más como señal que como una medida que impacte en la macro-“[i], reduciendo empleados donde consideren que son innecesarios.
  • Fuerte tarifazo como producto del traslado a los usuarios de los nuevos costos que surgirán de un fuerte reducción o liquidación lisa y llana de subsidios a las empresas de energía, agua y de transporte.
  • Devaluación del peso. Francos declaró que un dólar oficial a $ 600 o $ 650 estaría bien, lo que significaría una devaluación del 80% y los economistas opinan que de ser así la depreciación del peso “no sería tan drástica” (SIC). Otros analistas hablan de un monto de $ 800. Y parece que el mercado (especulativo) estaría conforme con estas cifras ya que el blue está bajando un poco.
  • Licuación de los pasivos remunerados del Banco Central con más endeudamiento en dólares.  Están compuestos por los “Pases pasivos contabilizaron $14,7 billones ($14.699.956 millones); las Leliq, unos $7,5 billones ($7.529.063 millones) más Nobac por 115.066 millones de pesos. Componen un total de $22,3 billones ($22.344.085 millones), “a los que podrían adicionarse el equivalente a cerca de USD 5.200 millones en concepto de Lediv, que son Letras del BCRA a tasa 0%, pero que están atadas a un eventual aumento del tipo de cambio oficial.”[ii]

Este enorme volumen de deuda en pesos, que ha crecido exponencialmente llegando a significar alrededor de tres bases monetarias, viene reduciéndose un tanto en los últimos días, en un total de casi dos billones de pesos. Los bancos que venían transfiriendo inversiones de Leliqs a Pases, ahora lo están haciendo a Fondos Comunes de Inversión a la vez que se ha incrementado en un 5% el circulante como producto del aumento de la liquidez que estos cambios anunciados provocan.

El importante déficit cuasi fiscal obliga al Banco Central a emitir y en el esquema monetario de Milei que dice querer terminar con la emisión monetaria, sin tener dólares, buscará según trasciende, mecanismos para pasar esta deuda en pesos a bonos en dólares del Tesoro y otros instrumentos que significan más deudas.  

También es noticia la gira del nuevo ministro de economía, Caputo, para obtener U$S 3.000 millones para intentar llegar a abril cuando entre la cosecha fina – en un grave panorama en el cual los economistas señalan que “entre diciembre y abril se necesitan entre U$S 7.000 y U$S 10.000 millones para cubrir las necesidades financieras, incluyendo pagos de deuda al FMI, otros organismos, bonistas privados, provincias y deudas privadas”[iii]. Parece que pese a las palmadas en la espalda que recibió en Washington todavía no obtuvo un dólar hasta que se aprueben sus fuertes recortes prometidos.

  • Reforma del mercado laboral: se pretende comenzar por el actual régimen de indemnizaciones por despido, reemplazándolo por uno similar al que rige en la UOCRA, pero las últimas evaluaciones les estarían llevando a otro diseño más barato para las patronales. También se proponen- aunque no se sabe en qué momento- terminar con aguinaldos, vacaciones y los convenios colectivos de “ultra actividad”, eliminando las paritarias y generalizando contrataciones y clausulas individuales entre el trabajador y el patrón.
  • Medidas de apertura y desregulación de la economía: baja de impuestos empresarios, eliminación de las retenciones a las exportaciones y de impuestos a las importaciones, figuran en el horizonte de reformas, aunque no podrían aplicarlas de inmediato, entre otras cosas, por la situación de absoluta fragilidad económica que tiene como uno de sus símbolos a los U$S 11.000 millones de reservas negativas del BCRA.
  • Reducción de los presupuestos sociales. Una de las claves de ajuste exigidas por el FMI es el recorte del actual sistema jubilatorio, previsional y de asignaciones al que va el 46% del presupuesto nacional. La información que ha trascendido es que uno de los primeros objetivos de la nueva administración será ir contra los regímenes especiales jubilatorios que distintas organizaciones de trabajadores han conquistado luego de años de lucha y aportes especiales.

Si bien Milei dijo que la cartera de Capital Humano será la única que tendrá la billetera abierta para atender a los caídos por el ajuste, lo cierto es que su programa de “estanflación” va a pegar, con su combo de baja de la actividad e inflación combinada, sobre toda la población trabajadora, pero en especial sobre los pobres y precarizados.

Una reciente estadística del SIEMPRO señala, al contrario de los dichos de Alberto que afirma que la pobreza esta exagerada, que “las mayores incidencias de la pobreza” están en “los más desprotegidos: cuenta propia no profesionales y asalariados no registrados (alrededor de 40%) y trabajadoras domésticas, 45%.”[iv]

Como reflejan los medios de estos días, otro de los sectores a reducir es el gasto en planes sociales, aunque su plan inicial sería tratar de convertir una gran parte en mano de obra barata vía la capacitación laboral obligatoria e ir sacando a las organizaciones sociales de su control en forma paulatina, para terminar de concretar un fuerte recorte.

  • También se menciona como parte de este paquetazo que se propondrá eliminar las PASO y el régimen actual de financiamiento de los partidos, seguramente para ahorrar plata al Estado y beneficiar el financiamiento privado de las grandes empresas. En el presupuesto original se hablaba de incluso eliminar las elecciones de medio término, pero para esto hace falta una Reforma Constitucional, que ahora aparece como algo más complejo de lograr.

Los acuerdos políticos

Para implementar gran parte de este paquetazo, el gobierno de Milei deberá emprender una ardua negociación, dada su extrema debilidad parlamentaria. El mentidero político sostiene que está realizando una fuerte negociación con los gobernadores, dado su actual distanciamiento con Macri y la estructura legislativa del PRO.

Parar estas medidas va a depender entonces, no de las protestas de pico de la oposición política que en el gobierno ya nos llevó a esta situación lamentable y que va a tranzar de una u otra manera, con la CGT y los cómplices de las CTAs incluidas, por más reuniones de circunstancia que hagan.

Solo la organización del activismo y las conducciones sindicales recuperadas a la burocracia sindical, junto a la izquierda puede presentar una pelea acorde al ataque en ciernes. Desde el MST en el FITU ponemos todos nuestros recursos al servicio de que esa batalla se gane.


[i] “Confirman que Milei enviará la “ley ómnibus” tras la asunción: los detalles siguen en reserva y emergen los límites políticos”, INFOBAE 03/12/2023.

[ii] “La deuda del Banco Central se redujo 8% en un solo día: ¿A dónde están yendo los pesos que salen de las Leliq?”, INFOBAE 4/12/2023.

[iii] “Caputo busca un crédito ‘puente’ de U$S 3.000 millones en el exterior”, Clarín 4/12/2023

[iv] “Informe de la Presidencia que explica por qué crece la pobreza”, Clarín 4/12/2023

Noticias Relacionadas