8 de mayo. La Primera Línea se Encuentra

A escala mundial casi 600.000 contagiados. En total, y todavía faltando países relevar, 17.000 fallecidos. Con una vacunación lentísima y concentrada solamente en el 10 % de los países. Con denuncias de faltantes de EPP y condiciones laborales deplorables. Ese panorama presenta el colectivo más importante de la clase obrera en la pandemia: el Equipo de Salud.

Cada 30 minutos muere en el planeta un integrante del equipo de salud contagiado de COVID. La Enfermería representa el 50 % dentro de ese número trágico. La pandemia que se propagó con velocidad supersónica y amenaza con peores momentos, a partir de las nuevas cepas, encontró un terreno apto para esa circulación. Por un lado, las condiciones de un modelo económico que depreda naturaleza y facilita el desplazamiento de virus de animales a personas. Además, el desmantelamiento de los sistemas públicos de salud, que ralentizó todas las respuestas. Dentro de ese deterioro, destaca fundamentalmente, la precarización integral del personal de salud. El fenómeno, con lógicas desigualdades, es mundial. La causa de semejante desastre radica en que la única ley que prevalece es la rentabilidad de laboratorios, farmacéuticas y el empresariado de la salud privada. En definitiva: quedaron expuestas todas las aberraciones de un sistema social verdaderamente enemigo de la sociedad. Al final, las pandemias son dos: el COVID19 y el capitalismo.

Ellas por todos, todos por ellas: Día Internacional de la Enfermería

Dentro de las y los esenciales, hay un eslabón que es el más castigado y postergado de todos. La Enfermería representa la mayoría del personal de salud, cuenta las peores condiciones de trabajo y es en más de un 90 % un colectivo feminizado. Esto último, además implica sufrir la explotación laboral como trabajadoras y la violencia patriarcal como mujeres. Existe un régimen de poder en la salud, que tiene en su vértice a una élite médica que ejerce su hegemonía de forma vertical, autoritaria y discriminatoria. La enfermería es accesoria, auxiliar, de tercer orden en esa concepción. La forma de gestión de la salud, con asociaciones corporativas de médicos que preservan sus privilegios, burocracias sindicales que lucran con la cuota rehén de la enfermería y gobiernos que coexisten con esos factores de poder para recortar presupuesto y mantener la paz social, es el principal obstáculo para la emancipación de este fundamental colectivo de trabajadoras. El 12 de mayo, en su Día Internacional, no tenemos dudas: hay que apoyar sus reclamos salariales, laborales y de reconocimiento profesional. En CABA, la ALE como sindicato independiente de la Enfermería, se prepara para protagonizar una jornada de lucha que potencie la organización en cada hospital. En todo el país, respaldamos banderas equivalentes de este sector. Esta vez, seamos todos por ellas.

Un punto de Encuentro Nacional del Equipo de Salud

Todo el panorama anterior tiene un elemento muy dinámico que lo completa: el protagonismo en las luchas de la clase trabajadora bajo la pandemia de las y los esenciales. Desde la Patagonia con Neuquén, Río Negro, Río Gallegos y ahora Chubut, pasando por Córdoba con la UTS, La Rioja o Entre Ríos hasta los hospitales municipales del Conurbano con el Larcade en el Norte, los de La Matanza, el HIGA de Mar del Plata, la enfermería con ALE en CABA y el combativo Garrahan con la APyT. En la provincia de Buenos Aires, claro también con CICOP, y en especial su Secretaría General. Toda esa rica experiencia acumulada el año pasado y lo que llevamos de este, con fenómenos de autoorganización y también de sindicatos recuperados, van a ser parte del debate el próximo 8 de mayo en nuestro Encuentro Nacional de la Primera Línea. Para socializar problemáticas y coordinar medidas de fuerza. Para reafirmar reclamos:

  • Salario de inicio igual a la canasta familiar y actualizable por inflación cada tres meses
  • Pase a planta y ningún precarizado
  • Reconocimiento Profesional y Laboral para la Enfermería
  • Vacunas para todas y todos: liberando patentes y empezando por expropiar el laboratorio de Hugo Sigman en Garín.
  • Unificar y centralización el sistema de salud bajo directa gestión del personal que hace mover absolutamente todo.
  • Que esta convocatoria llegue a cada hospital y centro de salud de toda la Argentina.
  • Somos la Primera Línea. Somos esenciales y no descartables.

Sábado 8 de Mayo, 16:30 hs Encuentro Nacional de la Primera Línea
Inscripciones: 11 6815-5615

Noticias Relacionadas

Rosario. Trabajadores del transporte iniciaron un paro por tiempo indeterminado

La medida fue anunciada por la sede local de UTA e involucra transporte urbano, interurbano y de media distancia, hasta 200 kilómetros....

Rosario. Exitoso encuentro de la Primera Linea

Esta tarde se realizó un encuentro virtual de trabajadoras y trabajadores de Salud de la ciudad. Después de un rico intercambio, que...

Hospital Larcade. Paro por tiempo indeterminado

Mediante el comunicado oficial N° 15, las y los trabajadores del Hospital Larcade informan la medida decisiva que continúa en el conflicto,...

Quilmes. El Hospital Iriarte en pie de lucha

En la mañana de ayer los integrantes del sindicato CICOP del hospital de Quilmes realizaron una conferencia de prensa para seguir exigiendo...

Clínica Sagrado Corazón de Hurlingham. No al intento de desalojo

La Clínica Sagrado Corazón de Hurlingham, histórica en el municipio, se encuentra cerrada desde diciembre de 2020 por medio de un muro...

Corte privilegiada. Suprema negacionista

Al fin dictó su fallo la Corte Suprema de Justicia, integrada por cuatro privilegiados y una privilegiada que se abstuvo. Muy alejados...

Salta, La Viña. Protesta tras la muerte del director de escuela por COVID

Este lunes 10, docentes salteños se manifestaron por las calles del departamento La Viña, tras el fallecimiento del...

Declaración del FIT-U. Abajo los bombardeos del Estado sionista contra el pueblo palestino

El Frente de Izquierda Unidad repudia enérgicamente los bombardeos y todos los ataques del Estado de Israel contra el pueblo palestino, que...