jueves, 11 agosto 2022 - 14:00

25 de mayo de 1810. La revolución es un sueño eterno

La Revolución de Mayo fue parte de un único proceso continental de lucha latinoamericana por la emancipación del imperio español. Con todas sus contradicciones, significó un paso trascendente en el camino que llevaría seis años después a la Declaración de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Pata. Sin embargo, la Argentina ha ido desandando ese camino y transformándose en una semi colonia subordinada a los intereses de las potencias capitalistas. La lucha por la segunda y definitiva independencia es una tarea pendiente, pero a diferencia de lo ocurrido hace 212 años, el único sector que puede encabezar esta pelea es la clase obrera junto a los sectores explotados y oprimidos de la sociedad.

Dentro de las fuerzas que encabezaron la Revolución de Mayo había claramente una disputa de proyectos. El ala más radical, expresada en Mariano Moreno, Castelli, Monteagudo, Belgrano, San Martín y otras personalidades fue clave para el impulso de la revolución, conscientes de que ésta era parte de un único proceso continental de lucha independentista. Sin embargo serían los sectores más conservadores, liderados primero por Saavedra y más tarde por Rivadavia los que terminarían definiendo el rumbo del país.

De la independencia a la semicolonización del país

El triunfo del sector más conservador impidió la posibilidad de crear una gran nación latinoamericana independiente. Los intereses de los grupos más reaccionarios de la burguesía criolla terminaron atando al país a los intereses de la principal potencia imperial de esos días: Gran Bretaña. A fines del siglo XIX, cuando la Argentina se constituye como Estado Nación, será la burguesía agro ganadera la que determinará la composición de Argentina como una nación capitalista dependiente, poniendo su estructura económica como proveedora de materias primas para el mercado mundial dominado por Inglaterra. Salvo cortos períodos de tiempo, en donde logró una independencia relativa, el país terminó transformándose en una semicolonia inglesa primero y luego, a partir de la segunda mitad del siglo XX, en semi colonia yankee.

Los nuevos virreyes

Aunque ya no nos gobierna un virrey impuesto por la metrópolis, las principales decisiones sobre la política económica y social del país la imponen los organismos financieros internacionales. Esto se ha agudizado con el pacto firmado con el FMI, que establece que todas las decisiones deben ser acordadas con el organismo. También las políticas educativas y de salud son definidas por el Banco Mundial o la OCDE. El modelo productivo lo imponen las grandes corporaciones, la mayoría trasnacionales, que controlan los resortes fundamentales de nuestra economía, así como gran parte de las tierras y el control del comercio exterior. De las 200 empresas más importantes del país, más de la mitad pertenecen a capitales extranjeros. Esto no sólo implica la expoliación de nuestra clase obrera y la fuga de divisas a través de la repatriación de capitales hacia sus casas matrices, sino que las decisiones sobre qué, cómo y cuánto se produce están al servicio de las necesidades de ganancia de estas corporaciones y no del pueblo trabajador. Además, de ese modo se profundiza la dependencia y atraso tecnológico (que la burguesía intenta compensar a través de devaluación y aumento de la explotación), manteniendo al país en su rol de proveedor de materias primas para el mercado mundial. El comercio desigual, la expoliación de nuestros recursos por las multinacionales, la entrega de los territorios a las corporaciones extractivistas y una deuda externa y eterna fraudulenta impiden cualquier desarrollo independiente, condicionando toda la vida del país. Las consecuencias de esta semi colonización las padecemos los sectores populares con la destrucción del aparato productivo, inflación, desocupación, pobreza y desinversión permanente en salud y educación.

La necesidad de una segunda y definitiva independencia

Sin romper esos mecanismos de dominación no hay futuro para el pueblo trabajador. Desconocer la deuda con el FMI, el Club de París y los buitres (fraudulenta, e ilegítima) es el primer paso. Sin esta medida fundamental es imposible si quiera pensar en un camino soberano para que la riqueza producida por la clase trabajadora de nuestro país pueda volcarse a las necesidades sociales.

Junto con esto es preciso recuperar los resortes fundamentales de la economía: re estatizar las privatizadas, nacionalizar la banca y el comercio exterior, nacionalizar la producción y distribución de la energía y expropiar a los grandes terratenientes para hacer una profunda reforma agraria. Sólo a partir de estas medidas es posible pensar en un país soberano y un modelo productivo que tenga como prioridad resolver las necesidades urgentes de las mayorías populares.

Sin voluntad revolucionaria no hay revolución

Tal vez lo más importante para destacar en esta fecha, es la voluntad revolucionaria de figuras como San Martín, Bolívar, Mariano Moreno, Castelli, Belgrano, que en condiciones adversas y con la oposición de la burguesía criolla más reaccionaria se jugaron por desarrollar hasta el final la lucha eman-cipadora, apoyándose en los sectores más decididos de las masas y en el proceso revolucionario continental. Un camino opuesto al de sectores los «progresistas» que se reivindican continuadores de esa tradición, pero militan la resignación del «no se puede», «la relación de fuerzas no da» o cosas por el estilo, que esconden, en última instancia, la falta de voluntad política para terminar con este sistema de explotación. Ese camino de la resignación que propone el Frente de Todos y el progresismo «posibilista» lo único que asegura es continuar con la dependencia y las penurias para las masas populares. Por el contrario, la voluntad revolucionaría que destacamos, es la que hace falta hoy para hacer los cambios de fondo que necesitamos, apoyados en la movilización popular; una voluntad que sólo asume la izquierda.

Una nueva revolución, esta vez socialista

A comienzos del siglo XIX todavía el capitalismo estaba en expansión y la naciente burguesía criolla pugnaba por desarrollarse; un sector como intermediario de las grandes metrópolis y otro con cierto grado de independencia. La realidad actual es muy distinta, las potencias se han repartido el mundo y el capitalismo se encuentra en una crisis de magnitud histórica. Toda la burguesía nacional está atada por fuertes lazos económicos a las potencias imperialis-tas como socia menor, y ningún sector de ella es capaz de impulsar una pelea seria por la independencia, menos aún de resignar cualquier privilegio para solucionar las necesidades populares. El único sector sin compromisos con el imperialismo es la clase obrera, por eso es la única clase que, aliada a todos los sectores oprimidos por el capital, puede llevar adelante una lucha consecuente por la independencia, apoyada en la movilización popular y con una perspectiva internacional, poniendo al mismo tiempo, nuestras inmensas riquezas al servicio de una economía democráticamente planificada que resuelva las necesidades populares. Por lo tanto, para emprender un camino soberano y solucionar la situación del pueblo trabajador es preciso una nueva revolución, pero en sentido socialista. La construcción de una herramienta política con voluntad y decisión para encabezar esa pelea es fundamental. El MST en el FIT Unidad y la LIS están al servicio de esa tarea.

Eventos del MST en el FIT Unidad – De la Revolución de Mayo a hoy

Si se pudo, se puede. Nuestro modelo de país desde la izquierda.

CABA

  • 21/05 Charla debate y locro. 12 hs. Almirante Brown 1001, La Boca.
  • 24/05 Charla debate. 18.30 hs. Av Corrientes 4023.
  • 25/05 Locreada y charla debate. 11.30 hs. San Telmo 1134719520.
  • 25/05 Charla debate y comida popular. 12.30 hs. Av. Carabobo 1560, Flores. CABA.

Provincia de Buenos Aires

  • Zona Sur: 25/5 Almuerzo y Charla. 13hs. Hipólito Yrigoyen 9059. Lomas de Zamora.
  • Zona Oeste: 25/5 Almuerzo y Acto. 12 hs. Club Atlético y Social Belgrano. Colón 643. Merlo Centro (a 4 cuadras de la estación).
  • La Matanza: 25/5 Encuentro político y social – 11.30 hs – Av. Luro 5438 / Laferrere.
  • La Plata: 25/5 Charla-debate 15hs en calle 56 nro 915 entre 13 y 14.
  • Zona Norte: 25/5 12 hs. Locro y peña. 11 de setiembre 229. Pilar centro; 12 hs. Almuerzo popular. H. Irigoyen 1385 José C. Paz (a 3 cuadras estación); 12 hs Almuerzo popular. Centro Cultural. Roldán 10423, Trujui. San Miguel.

Interior del país

  • Tucumán. 25/05 Charla debate y locro.13 hs Sociedad Francesa San Juan 751.
  • Santiago del Estero 24/5 Charla debate. 17 hs. La Plata 238.
  • Jujuy. 24/5 Charla Debate. 18 hs. Hipólito Irigoyen 426.
  • La Rioja. 25/05 Charla debate y locro. 12 hs. Rene Favaloro nro 645.
  • Catamarca: 25/05 Locro y asamblea abierta. 12hs. en la Plaza UNCa.
  • Salta: 21/05 Charla debate. 17 hs. Güemes. // 24/5 Charla y locreada. 20hs. Mendoza 375.
  • San Juan: 25/5 Acto y locro – 12hs – Av Córdoba 364 oeste Capital.
  • Mendoza: 25/5 Locro y Charla 12 hs – José Federico Moreno 1691.
  • Neuquén: 25/5 Locro y Charla – 12 hs – Tierra del Fuego 248, Neuquén Capital.

Noticias Relacionadas