lunes, 22 abril 2024 - 12:33

24 de Marzo. Una Plaza masiva, un acto unitario, con dos documentos

Con Milei, Villarruel y Bullrich en el gobierno, el próximo 24M tiene una connotación diferente. Los debates sobre cómo lograr alta masividad y amplia unidad. Sobre estos temas conversamos con el compañero Pablo Vasco, referente del CADHU y del MST en el Frente de Izquierda Unidad.

Reportaje: CADHU

Este 24 de Marzo tiene un componente especial, con Milei presidente…

Es así. A 48 años del golpe genocida de 1976, el gobierno actual de La Libertad Avanza y Juntos por el Cambio está atacando duramente todos y cada uno de los derechos humanos, sociales y democráticos que conquistamos en décadas de lucha. Eso le suma a esta fecha un componente nuevo y distinto. Por eso están en debate diferentes propuestas para ver si este 24 es posible de nuevo un acto conjunto, tal como lo hicimos hasta 2006.

Es que a partir de ese año, la cooptación política y económica por parte de los gobiernos K llevó a algunos organismos de derechos humanos a retirarse del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, un espacio unitario, de lucha e independiente de todo gobierno y del Estado. Desde entonces en Plaza de Mayo cada 24 se alternan dos actos: uno convocado por esa Mesa de Organismos, cuya referencia política es el kirchnerismo, y otro por el Encuentro, que el CADHU y el MST en el FIT Unidad seguimos integrando junto a decenas de organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas.

Ahora, ante este gobierno liberfacho de Milei, Villarruel y Bullrich que no sólo es negacionista del genocidio y las y los 30.000 detenidos-desaparecidos sino que reivindica a la dictadura, en las asambleas vecinales, lugares de trabajo y estudio, sectores de la cultura y otros espacios unitarios surge el anhelo legítimo de unir fuerzas para enfrentar toda esta ofensiva antiderechos.

En cuanto a derechos democráticos, ¿cuál es el proyecto de Milei?

Es la primera vez que en nuestro país hay un gobierno “libertario”, de ultraderecha. Su plan es recortar mucho más esta ya limitada democracia capitalista vigente en los últimos 40 años. Las brutales represiones policiales ya aplicadas, los decretazos, el protocolo antiprotestas e inconstitucional de Bullrich, el protocolo Chocobar que legaliza el gatillo fácil y la impunidad policial, los proyectos para endurecer el Código Penal, el intento de avasallar al Congreso y a las provincias, la negativa de Villarruel a llamar a sesión del Senado incluso violando su reglamento, la vuelta de los desfiles militares, todo demuestra que apuntan a un cambio represivo, totalitario, y por lo tanto muy peligroso, del régimen político. Es de hecho, casi un estado de sitio.

Milei y sus socios quieren arrasar con todos los derechos democráticos y constitucionales: de reunión, de petición a las autoridades, de huelga, de libre expresión. Es que la dureza del ajuste y la entrega que pretenden imponer incluye criminalizar toda protesta popular, perseguir a las organizaciones sociales y activistas y acallar las voces críticas. Su fórmula en realidad es muy simple: libertad sólo para los poderosos, pero cada vez más hambre y más palos al pueblo. Es ante esta realidad que, lógicamente, aparece la idea de un 24 unitario.

¿Qué posturas hay sobre la posibilidad de un acto conjunto?

Primero, aclarar que para el Encuentro los actos del 24 no son por tal o cual reclamo puntual, como ante el 2×1 de la Corte en favor de los genocidas, el asesinato de Santiago Maldonado o el acto pro-dictadura de Villarruel en la Legislatura porteña. En esas ocasiones hubo unidad de acción entre el EMVJ y la Mesa. En cambio, cada 24 de Marzo hacemos una reseña de qué fue la dictadura y de las luchas por justicia y contra la impunidad bajo los sucesivos gobiernos hasta la actualidad, es decir; todo un encuadre en defensa de los derechos humanos de ayer y de hoy.

En el Encuentro debatimos largamente cómo encarar este 24. Para ciertas organizaciones debía ser por separado, como si Milei en el poder no implicara ningún cambio. Otros, en el afán de la unidad, aceptaban cualquier condicionamiento de la Mesa. Finalmente consensuamos una postura equilibrada, en base a la propuesta que hicimos nosotros desde el inicio, o sea; convocar a un acto en común, tomando la demanda de unidad, y con dos documentos, para preservar la independencia política del EMVJ (ver abajo). Es sencillo: juntos, pero no revueltos.

Sobre esta base nos reunimos dos veces con representantes de la Mesa de Organismos. Por desgracia, rechazan la propuesta unitaria del Encuentro. Proponen un 24 con un único documento, “sin agravios ni agresiones al kirchnerismo ni a la CGT”. A buen entendedor, pocas palabras.

Aun sabiendo que el eje de nuestras críticas es a Milei, Villarruel y Bullrich, y que nunca hacemos agravios ni agresiones, lo que en realidad nos imponen es censura. No criticar al gobierno K, que ajustó, le pagó al FMI, puso al genocida Milani, el Proyecto X de espionaje y las leyes “antiterroristas”. Ni al de Alberto y Cristina, cuyo fracaso total le abrió paso a Milei. Ni a la burocracia sindical, que sólo llama a paro bajo presión pero transa con todos los gobiernos y las patronales. A la Mesa el concepto de unidad en la diversidad le es ajeno.

¿Cómo encaramos entonces este 24?

Con la misma voluntad de lucha con que lo hicimos el 20 de diciembre, cuando con el Encuentro, el sindicalismo combativo, los movimientos piqueteros y la izquierda desbordamos el protocolo y llegamos a Plaza de Mayo. Del 27, cuando fuimos a Plaza Lavalle en una columna independiente a exigirle paro a la CGT. Del 24 de enero, en el paro general, con las asambleas y la cultura en lucha, y luego las jornadas en Congreso, cuando bancamos los trapos pese a la represión y derrotamos la Ley Ómnibus. Con la misma voluntad lo hacemos el 1° en la apertura de sesiones y el 8M con las mujeres y disidencias.

Si la Mesa cambia su cerrazón y acepta dos documentos, mejor: habrá un acto unitario. Lo vemos muy difícil. Si no, con toda fuerza y orgullo marcharemos igual a Plaza de Mayo y en todo el país como parte del Encuentro, con la memoria de las y los queridos 30.000, con nuestras banderas y nuestras convicciones socialistas revolucionarias que nada ni nadie nos hará callar.

La propuesta del Encuentro Ante el próximo 24 de Marzo

El Encuentro Memoria, Verdad y Justicia propone impulsar una movilización unitaria hacia la Plaza de Mayo en rechazo a la política del gobierno encabezado por Javier Milei y Victoria Villaruel, apologistas de la última dictadura cívico-militar.

Desde este espacio desde el que se han convocado movilizaciones cada 24 de marzo de forma independiente de todos los gobiernos y el Estado desde 1996 a la fecha, le proponemos al conjunto de la población y de los organismos de derechos humanos impulsar una movilización unitaria y organizar en la Plaza de Mayo un acto en el que se lean dos documentos de forma de garantizar la más amplia unidad en las calles y expresar las diversas posiciones.

Entendemos que es necesaria una acción masiva que deje bien en claro que Son 30.000 y que Fue un genocidio y que seguimos peleando en las calles contra la impunidad de ayer y de hoy, como lo hicimos durante todos estos años y frente a cada uno de los gobiernos.
Tenemos que ser millones en las calles de todo el país para derrotar el protocolo represivo de Bullrich y continuar el rechazo a su política de ajuste y entrega que ya se expresó en un paro general y las movilizaciones que repudiaron a la Ley Ómnibus.
Nos movilizaremos desde el EMVJ por las siguientes reivindicaciones, entre otras:

  • Son 30.000, fue genocidio. Basta de impunidad.
  • No al pago de la deuda. Fuera el FMI.
  • Abajo el plan reaccionario, de ajuste y represión de Milei y los gobernadores.
  • Apertura de los archivos del 74 al 83.
  • Juicio y castigo a todos los genocidas. Cárcel común, perpetua y efectiva.
  • Restitución de la identidad de todas las niñas y niños apropiados.
  • Abajo el protocolo de Bullrich y el DNU.
  • Paro y plan de lucha de las centrales sindicales.

Noticias Relacionadas