domingo, 14 julio 2024 - 10:04

24 de Marzo. Plantamos presencia en Plaza de Mayo

El miércoles 24 amaneció con una noticia en varios diarios, además de las alusivas al 45º aniversario del golpe. En documentos recién desclasificados por la embajada yanqui en Buenos Aires se ratificó lo que ya era sabido: un mes antes del golpe la embajada advertía a Washington que “el gobierno militar incurrirá en violaciones de derechos humanos” y el Departamento de Estado esperaba “un gobierno militar por un período prolongado y de una severidad sin precedentes”. Los documentos también informan sobre la visita a nuestro país, previa al golpe, de un senador republicano y un ex subdirector de la CIA para reunirse con altos mandos militares.

Es decir, los EE.UU. claramente sabían del golpe, lo alentaron, nada hicieron por impedirlo y luego apoyaron a la dictadura genocida. Fueron cómplices, tal como lo fue el FMI que la financió. Querían cortar de cuajo el ascenso de lucha obrera y popular, objetivo estratégico que compartían el PJ gobernante en aquel momento, la opositora UCR, el empresariado como clase, la burocracia sindical y la Iglesia Católica.

De los preparativos a la Plaza

De más está decir que todas las charlas preparatorias, invitaciones y difusión de la convocatoria fueron creciendo en fuerza al acercarse la fecha del 24. Desde cada barrio hicimos el plan de invitados, el cálculo de costo de los micros, la puesta a punto de las banderas, las pancartas y los bombos.

El mismo 24, a las tres de la madrugada, tuvimos que irnos de raje a la Plaza a debatir con funcionarios y policías: una instalación lumínica ante la Casa Rosada nos obligó a correr nuestro palco del otro lado de la Pirámide, mirando al Cabildo, lo que nos achicó un poco el espacio. Luego supimos el porqué: esa imprevista instalación era para que Alberto Fernández pudiera hacer su tuit del 24 con imágenes vistosas…

Pero ningún efecto de luces pudo, puede ni podrá jamás ocultar la contundencia de la realidad política. Los sectores políticos, sindicales y de derechos humanos afines al gobierno llamaron a plantar árboles en vez de movilizar. O sea, desmovilizaron. Nosotres, en cambio, plantamos presencia en Plaza de Mayo, nuestra plaza.

Ausencia con aviso, presencia militante

La argumentación del oficialismo es floja, muy floja. Porque según parece no hay pandemia para abrir toda la economía por presión empresarial, no hay pandemia para abrir todo el transporte público y viajar abarrotados, no hay pandemia para iniciar las clases como sea, no hay pandemia incluso para abrir la Rosada para hacer un velorio masivo… ¿pero resulta que sí hay pandemia justo a la hora de salir a las calles el 24 de Marzo?

Es casi infantil. En contraste con esta ausencia a una cita de honor como lo es el 24, que generó descontento en sectores de las propias bases simpatizantes del Frente de Todos, desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia resolvimos convocar a marchar. Debatimos las consignas, el documento, la organización, todo. Es más: por primera vez en 45 años el gobierno porteño nos negó el palco y el sonido, de modo que los gastos fueron muy superiores. Pero cuando hay voluntad política se superan los obstáculos. Y por eso el 24 llenamos la Plaza.

Enorme marcha y acto por Memoria, Verdad y Justicia

Las columnas se fueron formando en Avenida de Mayo y San José. Ya la marcha del 23 en La Plata auguraba una importante concurrencia, no sólo de las organizaciones sino también de muchas compañeras y compañeros en forma independiente, desoyendo el llamadooficial a no marchar.

¡30.000 presentes! decía la bandera de cabecera del EMVJ que encabezó la enorme columna, junto a las consignas principales de Cárcel común a los genocidas, sin domiciliarias y Contra la impunidad, el ajuste y la represión de ayer y de hoy. Luego de las figuras, entre las cuales estuvieron nuestros compañeros Cele Fierro, Alejandro Bodart y Vilma Ripoll junto a los demás referentes del FIT-U, venían los organismos de derechos humanos -entre ellos nuestro CADHU-, las organizaciones sociales y sindicales -entre ellas la CICOP y los aeronáuticos de LATAM-, seguidas por los partidos políticos de izquierda.

Al MST nos tocó ir primeros en la columna conjunta del FIT Unidad, junto al PO, Izquierda Socialista y el PTS. Nuestro partido, la juventud y el Teresa Vive construimos una participación más que destacada y muy combativa, con varios miles de militantes, simpatizantes, familiares y amigos. Con los retratos de nuestras compañeras y compañeros del PST asesinados y detenidos-desaparecidos en alto, agitando sin parar, recorrimos todo el trayecto por Avenida de Mayo.

Antes del acto, con su figura en la gran pantalla, queridas Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora como Norita Cortiñas, Elia Espen, Mirta Baravalle y Elsa Pavón dijeron presente con sus sentidas palabras. Ya en la plaza, se sumaron al acto unitario del Encuentro agrupaciones como el colectivo de ex presas y presos políticos, la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil y luchadores como Sergio Maldonado, el hermano de Santiago. Una vez colmada de gente la histórica plaza y pasadas las 17, dimos lectura al documento político consensuado que reproducimos abajo. El grito de 30.000 presentes, ahora y siempre resonó una y otra vez.

El 24 de Marzo, a 45 años del golpe genocida, tal como lo confirmaban nuestras pancartas estuvimos en donde había que estar: Plantamos presencia en la Plaza.

Más imágenes del 24M

Noticias Relacionadas