viernes, 12 julio 2024 - 23:20

1º de Mayo. La izquierda realizó un importante acto, pese a las provocaciones del gobierno

Pasado el mediodía los partidos que conforman el Frente de Izquierda Unidad, junto al sindicalismo combativo, asambleas barriales, sectores de la cultura, organizaciones sociales, de DDHH, socioambientales y diversos sectores en lucha, realizaron un muy importante acto en Plaza de Mayo, donde expresaron fuertes criticas al gobierno de Javier Milei y a todo su proyecto. Y también criticaron duramente a la dirección burocrática de la CGT que se borró en las jornadas de Congreso contra la Ley Bases.

Cuando el acto estaba por comenzar su organización, las fuerzas policiales por directivas del gobierno intentaron impedir que el acto pueda realizarse, algo insólito y muy antidemocrático, pretendiendo bloquear los sonidos y columnas que venían llegando, sin finalmente poder lograr el objetivo de impedir la manifestación de lucha de miles de trabajadores y trabajadoras.

Es evidente que al gobierno le molesta la presencia política y de lucha de la izquierda que denuncia con fuerza todo su plan de ajuste y represión, al colmo de pretender impedir un acto en una fecha histórica. Pero la firmeza de miles que se hicieron presentes garantizó que igualmente el acto se llevara adelante desde un camión ubicado hacia Av de Mayo y con todas y todos los presentes dentro de la Plaza cantando contra el gobierno y exigiendo un paro nacional y un plan de lucha.

Junto a muchas organizaciones y referentes políticos y sociales de izquierda presentes en la Plaza de Mayo, el MST hizo una combativa columna encabezada por sus dirigentes y referentes políticos y sindicales. Desde allí el dirigente nacional del MST en el FIT Unidad Alejandro Bodart, nos decía: «Realizamos este importante acto de la izquierda junto al Sindicalismo Combativo, las asambleas barriales, el INCAA y las luchas vigentes, a pesar de las provocaciones represivas del Milei y Bullrich, que montaron un operativo policial ridículo para intentar impedir el acto pero no lo lograron. Finalmente realizamos nuestro acto, denunciando el ajuste el curso de Milei y su gobierno al servicio de los ricos. También el rol nefasto de la CGT. Sus dirigentes son unos sinvergüenzas. Mientras dejaron correr la Ley Bases y rosquearon en el Congreso, hoy denuncian en su acto a Milei y su gobierno, ¡cuando no movieron un sólo dedo para frenar la nueva reforma laboral! Intentan imponer una reforma antiobrera que pulveriza derechos sindicales, facilita a patronales a despedir, no paga indemnizaciones, sigue con el trabajo no registrado e impone nuevamente el impuesto al salario. Todo sumado a un ajuste aún más fuerte. Pero la CGT no llamó a movilizar cuando se votaba la Ley y hoy lloran lágrimas de cocodrilo, ni siquiera plantea un plan de lucha. Estos dirigentes no van más. Hace falta fortalecer un polo de lucha alternativo que diga: Basta de Milei, y plan de lucha con paros y marchas hasta derrotarlos«.

En el mismo sentido se expresó la diputada y también dirigente del MST en el Frente de Izquierda Cele Fierro: «Acá estamos quienes realmente queremos derrotar todo el plan de ajuste de Milei, que estuvimos en las calles desde el primer día y así fue como pudimos torcer el brazo ante el protocolo de Bullrich y la ley Ómnibus original. Este pueblo tiene fuerza para luchar y quedó nuevamente demostrado el 23 de abril con esa masividad en todo el país. Para seguir defendiendo los derechos conquistado y darle un nuevo golpe al gobierno, cuando se trate en el Senado la ley Bases hay que rodearlo en el marco de un paro general. Si es antes del 9 de mayo, la CGT no lo puede ni dudar: tiene que despertar de la siesta, adelantar el paro y llamar a la huelga general y un plan de lucha con medidas escalonadas, hasta enterrar ese engendro anti-pueblo y todo el plan de ajuste de Milei«.

La movilización de la izquierda política, sindical y social junto a representantes de luchas que se desarrollan en el país, fue independiente y muy crítica del acto de la CGT realizado horas antes, donde se leyó un documento general para lavarse la cara ante su borrada de todos estos días.

Compartimos a continuación el documento completo leído en Plaza de Mayo:

Abajo la Ley de “Bases” contra los trabajadores, no a la reforma laboral y al impuesto al salario

Exigimos a la CGT y a las CTA paro activo y plan de lucha hasta derrotar el plan de Milei. Por el paro y movilización el día que lo trate el Senado. Por el paro activo el 9 de mayo

Los sindicatos, seccionales, internas y delegados combativos, movimientos piqueteros independientes, asambleas vecinales, sectores en lucha del movimiento estudiantil que viene de protagonizar una jornada enorme con sus centros y estudiantes autoconvocados, de la cultura, en defensa del ambiente, del movimiento de mujeres y disidencias de derechos humanos, de jubilades, personas con discapacidad en lucha y partidos de la izquierda convocamos a movilizarnos masivamente a la Plaza de Mayo el 1° de Mayo, Día Internacional de Lucha de las y los Trabajadores, luego de haber enfrentado en las calles y en el Congreso la votación en la Cámara de Diputados que le dio media sanción a la tentativa de imponer la “Ley de Bases” contra toda la población trabajadora de la Argentina.

Les exigimos a la CGT y las CTA la convocatoria a un paro general activo de inmediato y la puesta en pie de un plan de lucha nacional sistemático hasta derrotar el plan global de ataque a todo el pueblo por parte del gobierno de Milei, rechazando el conjunto de la ley y cualquier tipo de reforma laboral y por la anulación del mega-DNU y el protocolo de (Patricia) Bullrich. La ausencia de medidas de acción por parte de las centrales sindicales frente a la votación en la Cámara de Diputados pone en evidencia la complicidad de la burocracia sindical en dejar pasar este brutal ataque a los trabajadores de nuestro país. Mientras, al contrario, los trabajadores aceiteros llevaban adelante un con el paro por tiempo indeterminado.

Esta media sanción se produce luego de la movilización en defensa de la universidad y la educación públicas más masiva que se tenga registro en la última etapa, que marca el ingreso del movimiento estudiantil a la lucha y la enorme participación de docentes y no docentes de las universidades, movilización que abrió una crisis política en el Gobierno. Éste, junto a la “oposición” colaboracionista, se apuran para tratar de darle tratamiento al paquete de reformas, y dar un paso más en el brutal ataque al pueblo trabajador, con el visto bueno del Congreso.

Las mismas fuerzas políticas que, sin vergüenza, se mostraron en la calle junto a los centenares de miles de estudiantes y trabajadores de la educación de todo el país, se aprestan a darle algunas herramientas legales al gobierno de Milei para que avance contra los derechos y conquistas de los trabajadores y toda la población explotada de la Argentina.

Nuevamente y alarmados por el proceso de movilización en curso, la UCR, el PRO y sus aliados en los bloques de Pichetto, Stolbizer y Carrió, así como de gobernadores de provincias se disponen a intentar asestar este golpe, con una parte del PJ maniobrando de opositor, mientras deja pasar la ofensiva contra los trabajadores, mientas otra parte le dio los votos necesarios al Gobierno para darle media sanción a la ley en la Cámara de Diputados. Todos los que han gobernado, por acción o por omisión, actúan para darle “gobernabilidad” a Milei y apostar a “volver” luego de dejar pasar este brutal ataque.

La mentada “Ley de Bases” contiene enormes condonaciones de deudas a los capitalistas, como el blanqueo de capitales y la reducción y beneficios en el impuesto a los “bienes personales” y una moratoria con grandes beneficios a los grandes deudores y evasores. Pero impide las moratorias previsionales, condenando a 9 de cada 10 mujeres a no poder jubilarse, cobrando una prestación de miseria a los 65 años.

El Gobierno y los bloques que colaboran con la “gobernabilidad” de Milei, acordaron incorporar diferentes puntos de una reforma laboral exigida por las patronales nacionales. Con la UCR y el PRO, y el visto bueno del bloque liderado por Pichetto, votaron en la Cámara de Diputados una reforma laboral con la extensión de los períodos de prueba a los trabajadores, la eliminación de multas a las empresas por trabajo no registrado (las empresas podrían mantener el trabajo en negro sin ningún tipo de consecuencias), la eliminación de la posibilidad del trabajador de ser reinstalado por la Justicia frente a un despido discriminatorio por actividad sindical, y terminar con el régimen de indemnizaciones por despidos, la posibilidad de las patronales de contratar trabajadores “independientes” fuera de convenio y el fin de la responsabilidad de las empresas que contratan tercerizadas como “solidarias” frente a un reclamo de un trabajador, y el fin de la estabilidad en el empleo público, entre otros puntos anti obreros que la CGT venía negociando a cambio de que les mantengan la cuota sindical “solidaria”.

La ley contiene, además, mayores facilidades para avanzar en la destrucción del ambiente para propiciar la mega minería, el fracking y el extractivismo. Mientras se otorgan todo tipo de beneficios a los capitalistas, la ley avanza en la posibilidad del Gobierno de cerrar o reducir drásticamente institutos del Estado que albergan a miles de trabajadores como es el caso del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), el INCAA, el Conicet y otros, profundizando los despidos en curso. Si bien tuvieron que retroceder de 40 a 11, plantea la privatización total o parcial de numerosas empresas, como Aerolíneas, Trenes Argentinos, YCRT o AySA. El fin del “Estado presente” no es la ausencia del Estado en beneficiar a los capitalistas, sino la de liquidar miles de puestos de trabajo, la educación y la salud pública en la Argentina.

A esto se suma con el paquete fiscal, el retorno del mal llamado “impuesto a las ganancias” sobre los salarios. No sólo pretenden imponer un tope a las paritarias frente a la inflación, sino que le intentan meter la mano en el bolsillo al conjunto de los trabajadores que luchan por conquistar un salario que les permita sostener a sus familias, mientras que a la par condonan impuestos a los más ricos con bienes en el exterior.

Más que nunca queda claro que el gobierno de Milei representa los intereses de los grandes empresarios, las multinacionales, bancos y el FMI, quienes le han declarado la guerra a las y los trabajadores y a las mayorías populares. Con esta ley pretenden darle anclaje legal a su plan autodenominado “motosierra” y “licuadora”, que pulveriza salarios, jubilaciones y planes sociales, fomenta despidos de decenas de miles de trabajadores y ahoga la educación y la salud públicas. Un plan de pobreza planificada, con recesión y una inflación que es la más alta del mundo y que incluye el cese de envío de alimentos a los comedores populares. Un plan criminal que elimina los medicamentos oncológicos para pacientes graves.

El gobierno de Milei, además, profundiza la dependencia nacional alistándose incondicionalmente con el imperialismo yanqui, pidiendo la incorporación a la OTAN como “socio global”, aumentando el saqueo ilimitado de los bienes comunes naturales y apoyando sin fisuras a Estados Unidos y al Estado de Israel, que lleva adelante un genocidio sobre el pueblo palestino en Gaza con más de 35 mil muertos de la población civil, es decir, abuelos, madres, padres y miles de niñas y niños.

Semana tras semana vemos movilizaciones masivas que llenan las calles de Londres y las grandes ciudades británicas. También en Francia, Alemania y por supuesto los países árabes. Pero no son solo movilizaciones. En Estados Unidos ha surgido en los campus de las Universidades, incluso las más elitistas, un poderoso movimiento estudiantil en solidaridad con el pueblo palestino, con aspectos antiimperialistas que recuerdan al movimiento contra la guerra de Vietnam. Se suman así a organizaciones de jóvenes de origen judío que rechazan las políticas criminales y colonialistas del Estado de Israel.

Las ocupaciones y acampes en Estados Unidos, donde además se extiende un gran movimiento de sindicalización, se han extendido como reguero de pólvora. Exigen no solo que se pare el genocidio sino que sus universidades rompan sus negocios con las grandes corporaciones relacionadas con el ataque israelí en Gaza.

¡Toda nuestra solidaridad con los que luchan en el mundo contra el genocidio en Gaza y el régimen de apartheid impuesto por el estado de Israel, Estados Unidos y las potencias imperialistas!

El gobierno de Milei consigue el tan mentado “déficit cero” a costa de haber pulverizado los haberes jubilatorios, los planes sociales y los salarios estatales, un ajuste insostenible a las provincias, a la salud y a la educación, el parate de la obra pública y con una nueva emisión multimillonaria de deuda para continuar destinando recursos para financiar el pago de la deuda externa y todo tipo de beneficios a los capitalistas. Los despidos, retiros voluntarios, jubilaciones adelantadas y suspensiones derivados de la violenta recesión económica con la que se pretende moderar la inflación, ya suman centenares de miles y recién comienza. En cambio, aumentan escandalosamente los salarios de altos funcionarios y de los senadores.

Paro general activo cuando se trate la ley en el Senado y plan de lucha hasta derrotar la ley y el plan de Milei. Paro activo el 9 de Mayo

Si no existe un mayor desarrollo de las luchas es por el freno y desarticulación que impone la burocracia sindical. Gran parte de los puntos de la reforma laboral que se pretende votar en el Congreso es lo que la dirección de la CGT viene negociando con el gobierno de Milei y anunciando como una “modernización laboral”. Se trata de una enorme entrega a cambio de la homologación por parte del Gobierno de paritarias que deberían ser completamente libres. Como si, además, no se estuviera atacando la salud de los trabajadores poniendo en grave crisis el sistema de obras sociales.

Un reguero de luchas se desarrollan: por la universidad y la educación pública impulsada por el movimiento estudiantil, docentes y no docente con sus asambleas, centros de estudiantes y sindicatos combativos como AGD-UBA y el Sitradu de Entre Ríos, contra los despidos y por salarios, el Sutna va al paro por su paritaria, las luchas como la de Télam, GPS/Aerolíneas, el Incaa, estatales varios, ferroviarios, Alimentación, Metalúrgicos, repartidores del Sitrarepa o Arsat al igual que las fábricas bajo gestión de sus trabajadores que luchan por su expropiación, como Madygraf. Estas luchas requieren un apoyo y acción de conjunto para llevarlas a la victoria.

Contra esta política de entrega, reivindicamos las grandes movilizaciones del 20 de diciembre, los cacerolazos, la gran movilización en el paro nacional del 24 de enero y la columna independiente reclamando plan de lucha, las movilizaciones contra la Ley Ómnibus y las masivas movilizaciones del 8 y el 24 de marzo.

Llamamos a rechazar cualquier reforma laboral que se presente como “el mal menor” frente a una reforma “peor”, supuestamente pretendida por el gobierno de Milei. Exigimos la convocatoria a un paro activo de 36 horas con movilización, cuando se le dé tratamiento a la ley en el Senado, paso necesario para que se efectivice la aprobación de la ley, garantizando el paro del 9 de mayo y un plan de lucha contra este ataque sin precedentes. Denunciamos la parálisis cómplice de las centrales sindicales frente a la votación en la Cámara de Diputados y exigimos el paro general el día que la ley se trate en el Senado.

Para derrotar todo el plan de ataque del gobierno de Milei al pueblo trabajador, luchamos por la perspectiva de la huelga general y un programa para que la crisis no la paguen los trabajadores

Este 1º de Mayo, día internacional de lucha de la clase obrera mundial, levantamos esta tribuna de lucha independiente de los gobiernos de turno y las direcciones burocráticas de los sindicatos, defendiendo este día internacional de lucha, contra este nuevo intento de imponer medidas antiobreras y antipopulares. Los estudiantes, docentes y trabajadores de las universidades y de toda la educación mostraron un camino, copando las calles, con paro y movilización. Reivindicamos la unidad obrero estudiantil. Vamos por más.

¡Abajo el protocolo represivo de Milei y Jorge Macri! ¡Abajo la reforma laboral! ¡Abajo la ley antiobrera de Milei y los colaboracionistas! ¡Fuera el FMI! ¡Fuerza hay para derrotarlos!

Luego del cierre del acto en Plaza de Mayo, durante la desconcentración, la policía continuó realizando provocaciones repudiables.

Noticias Relacionadas